compra pasajes bus
Pasajes en Bus De.../A...



Comentarios, sugerencias,
colaboraciones e informes:



Peru On Line

Hazte Fan

Búsqueda personalizada

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA


El complejo arqueológico Huacas del Sol y de la Luna incluye dos grandes pirámides truncas, la Huaca Las Estrellas, Huaca del Cerro Blanco, geoglifo de la Araña y otras construcciones ubicadas en la costa norte del Perú, en un paisaje caracterizado por la imponencia del Cerro Blanco, la vegetación que crece gracias a las aguas del río Moche y la cercanía al mar.

Ambas huacas constituyeron el centro del poder del milenario pueblo mochica, que se desarrolló entre los año 100 y 900 después de Cristo. Actualmente el complejo arqueológico, también conocido como Huacas de Moche, abarca unas 60 hectáreas de extensión.

Ambas huacas están separadas por una explanada de unos 500 metros, donde aún se conserva bajo tierra el centro urbano que albergó a la élite moche.

Algunos investigadores sostienen que el reino mochica cayó por el impacto generado por el fenómeno de El Niño, que periódicamente causa lluvias torrenciales e inundaciones en la costa norte del Perú.

Al caer el reino Moche, sus territorios fueron ocupados sucesivamente por los pobladores de las culturas Lambayeque y Chimú, descendientes de los Moche. Alrededor de 1470 los Chimú fueron vencidos por los incas, poco antes de que los españoles desarticularan al imperio inca, el Tahuantinsuyo.

Fuente: http://www.huacadelaluna.org.pe/HuacadelaLuna.asp


LA LEYENDA

Cuenta la leyenda que durante la “era de los gentiles”, dos hermanos, habitantes del lugar, encontraron una pequeña serpiente de dos cabezas a la que adoptaron, llevándosela a vivir con ellos. Este animal no era una serpiente común, era un demonio que crecía día a día, de manera exponencial, conforme se alimentaba. Cuando la serpiente alcanzó el tamaño de un hombre, los habitantes del pueblo obligaron a los hermanos a deshacerse de ella, pues ponía en peligro no sólo la vida de los animales que criaban, sino la de los mismos vecinos. Muy a su pesar, los hermanos condujeron a la serpiente hasta el mar donde, con engaños, la abandonaron. La serpiente, al darse cuenta de que había sido abandonada, inició el viaje de regreso a la casa de los hermanos.

En su camino, el ofidio de dos cabezas fue comiéndose todo lo que encontraba a su paso, incluidos hombres y animales grandes, como las llamas, ganando cada vez más y más tamaño. Uno de los vecinos del pueblo, la vio venir a lo lejos y dio la alarma en el pueblo. Todos sus habitantes emprendieron una huida que los llevó hasta las faldas del cerro que ahora se conoce como cerro Blanco.

En el momento en que la serpiente de dos cabezas llegó a ponerse a tiro para devorarlos, el cerro Blanco se abrió y por él entraron todos los pobladores de la aldea, cerrándose a su paso. Cuando el peligro pasó, los hombres salieron desde las entrañas de la montaña tras lo cual esta se cerró. La línea negra que atraviesa el cerro Blanco sería la cicatriz que quedó tras esta experiencia sobrenatural. Viendo que este cerro era mágico y que el dios de la montaña les había ayudado a ocultarse de la serpiente, los hombres construyeron en su honor el templo que ahora conocemos como la Huaca de la Luna y vivieron a sus pies, fundándose la ciudad que ahora los arqueólogos y conservadores tratan de entender, desentrañando sus secretos para el mundo.

HUACA DEL SOL

Este edificio no se encuentra dentro del circuito de visita actual, pero el Proyecto Arqueológico Huacas del Sol y de la Luna ha iniciado su intervención en el año 2011. Aunque este edificio ha sido aún poco investigado, se cree que cumplió un rol más cívico-administrativo que religioso.

Cuando el Templo Viejo estaba en funcionamiento, la huaca del Sol no era más que un pequeño edificio, pero tras el abandono del viejo templo, se inició un proyecto arquitectónico de nivel faraónico para construir el edificio monumental que aún hoy podemos apreciar.

Esta estructura es fácilmente observable desde la distancia por su espectacular tamaño, pues es una de las estructuras de adobes más grande de la América prehispánica. Sus dimensiones eran posiblemente de 345 metros de largo por 160 metros de ancho y 30 metros de altura. Lamentablemente fue fuertemente disturbada por los buscadores de tesoros durante el siglo XVII, quedando solamente un tercio de su estructura original.

HUACA DE LA LUNA

La huaca de la Luna es una obra maestra del genio creativo humano. Sus 12 mil metros cuadrados de murales polícromos son un ejemplo destacado de la tecnología constructiva de tierra que los moches dominaron a la perfección.

No tiene referente en el mundo en términos de diseño y complejidad de sus pinturas murales. Su riqueza iconográfica y estética es de un valor universal excepcional que responde a un patrón que se manejó a lo largo de siete siglos. También constituye un testimonio excepcional de la tradición cultural moche porque en ella se materializa el poder político a través de las ideas religiosas, donde el templo, el espacio más sagrado en la comunión entre el hombre y sus dioses, se asocia a la montaña sagrada, escalera al mundo de las divinidades y divinidad misma.

La huaca de la Luna es en realidad un complejo arquitectónico compuesto por dos templos sagrados con forma de pirámide trunca, denominados Templo Viejo y Templo Nuevo, construidos completamente de tierra, a donde solamente ingresaban personas privilegiadas, ya sea para rendirle culto a sus dioses o para ofrendarles su vida.

Fuente: http://www.huacasdemoche.pe/index.php?menuid=1&submenuid=1


COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 01
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 02
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 03
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 04
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 05
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 06
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 07
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 08
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 09
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 10
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 11
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA

COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA 12
COMPLEJO ARQUEOLÓGICO HUACAS DEL SOL Y DE LA LUNA



© Copyright 2005 Gualberto Valderrama C.