compra pasajes bus
Pasajes en Bus De.../A...



Comentarios, sugerencias,
colaboraciones e informes:



Peru On Line

Hazte Fan

Búsqueda personalizada

GEOGLIFOS DE PALPA


He optado por efectuar la transcripcion de algunos documentos que se encuentran en internet, en la parte que tienen relacion directa con los Geoglifos de Palpa, la cultura Paracas y Nazca, tada vez que no soy una persona versada en Arqueologia, ni siquiera Historia del Perú.

Del primer articulo que he bajado de internet es, "LOS GEOGLIFOS DE PALPA: DOCUMENTACION, ANALISIS Y PERSPECTIVAS", solo he transcrito el SUMARIO y las CONCLUSIONES, seria bueno que lean todo el informe, es bastante completo y lo pueden encontrar en: http://www.photogrammetry.ethz.ch/general/persons/karsten/paper/reindel_et_al_2006.pdf.

En el caso del segundo articulo, LINEAS DE NAZCA: ENIGMA RESUELTO, ha sido transcrito de manera completa y es importante leerla en su totalidad pues en ella se va mas alla de la explicacion de de los descubrimientos y la tecnologia usada, si no que se plantean nuevas cuestiones como; sedenterizacion y sociedas complejas asi como la influencia del cambio climatico las sociedades humanas. Este articulo lo pueden encontrar en: http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,2610739_page_1,00.html.

Otro articulo importante de leer, que voy a usar mas adelante es el que se encuentra en: http://www.dainst.org/index.php?id=593&sessionLanguage=es.

Por otro lado es necesario precisar, que la palabra adecuada a usar seria GEOGLIFO, tal como lo hacen en su informe Markus Reindel, Johny Isla y Karsten Lambers.


"LOS GEOGLIFOS DE PALPA: DOCUMENTACION, ANALISIS Y PERSPECTIVAS"
Markus Reindel, Johny Isla y Karsten Lambers.
http://www.photogrammetry.ethz.ch/general/persons/karsten/paper/reindel_et_al_2006.pdf

SUMARIO

En el presente trabajo se presentan los resultados de un extensivo trabajo de campo realizado sobre los geoglifos de Palpa, la segunda mas grande concentracion de geoglifos registrada en la region de Palpa-Nasca, en la parte norte de la cuenca del Rio Grande. Dichos geoglifos fueron establecidos sobre las laderas y mesetas que se encuentran entre y a lo largo de los valles de los rios Grande, Palpa y Viscas. Las evidencias documentadas indican que la construccion de los geoglifos de Palpa empezo durante del desarrollo de la cultura Paracas y termino al final del desarrollo de la cultura Nasca. Durante ese tiempo, especialmente durante el desarrollo de la cultura Nasca, las laderas y mesetas formaron parte de un paisaje social activo y animado, donde los geoglifos fueron la sede de importantes ceremonias religiosas que giraron alrededor de cultos al agua y a la fertilidad.

CONCLUSIONES

De acuerdo con las evidencias descritas en conjunto, resulta claro que en tiempos de la cultura Nasca -e incluso desde tiempos de la cultura Paracas- los cerros, laderas y las mesetas de la region de Palpa tenian un caracter mucho mas dinamico que en la actualidad. Los habitantes de los asentamientos establecidos a lo largo de las margenes de los valles frecuentaban continuamente el terreno desertico para construir, ampliar o modificar los geoglifos, o bien Para caminar y depositar ofrendas en diferentes partes de los geoglifos. En este contexto, las construcciones de piedra eran los puntos de cristalizacion de actividades humanas y servian al mismo tiempo, junto con altos postes, como puntos de orientacion. Las actividades de los habitantes de los valles sobre las mesetas eran por consiguiente muy variadas. No solo los depositos de ofrendas, sino tambien la falta de estructuras de funcion religiosa en los centros habitacionales, sugieren que los geoglifos fueron lugares importantes Para el culto religioso. Los alimentos y las conchas de Spondylus encontradas en las plataformas o altares de piedra indican que las ceremonias giraron alrededor de cultos al agua y a la fertilidad, lo cual no es de extrañar considerando el clima arido y el sistema ecologico muy fragil de la region. De esta manera, las mesetas que bordean los valles irrigados adquirieron el caracter de un paisaje social bien estructurado, lleno de vida y sujeto a constantes modificaciones.


LINEAS DE NAZCA: ENIGMA RESUELTO
http://www.dw-world.de/dw/article/0,2144,2610739_page_1,00.html

Las líneas de Nasca son mucho más antiguas de lo que se creía hasta ahora y formaron parte de cultos del agua y la fertilidad. Nuevos conocimientos sobre uno de los mayores enigmas de las antiguas culturas americanas.

Los días 14 y 15 de junio de 2007 son presentados en un congreso internacional en Bonn los resultados de un proyecto multidisciplinario internacional de investigación sobre las líneas de Nasca. El simposio es organizado por el Instituto Alemán de Arqueología. DW-WORLD entrevistó al Dr. Markus Reindel, coordinador del proyecto.

DW-WORLD: ¿A qué nuevos conocimientos se arribó en relación con las líneas de Nasca? ¿Cuándo, quién, cómo y para qué fueron realizadas?

Dr. Markus Reindel: Estamos en condiciones hoy de dar nuevas respuestas a esas preguntas y —ello es un resultado esencial de nuestras investigaciones— sobre la base de sólidos nuevos datos proporcionados por la arqueología y las ciencias naturales. La cuestión de la historia y función de los geoglifos —gigantescos dibujos en el suelo— de la cultura Nasca es uno de los mayores enigmas de la América del Sur prehispánica. Sobre ello se han realizado innumerables publicaciones, pero sin asentarse hasta ahora en una base segura de datos. Básicamente ya se han formulado todas las explicaciones posibles acerca del significado de los geoglifos, pero recurriendo generalmente a datos aislados. Nuestro enfoque apunta a investigar los geoglifos en la región de Nasca en su contexto cultural, analizándolo en toda su complejidad. Arqueológicamente trabajamos por ello en dos direcciones: primero, la elaboración de una documentación lo más detallada y amplia posible, con los procedimientos de medición más modernos, y segundo, la investigación de los asentamientos de los seres humanos que realizaron esos dibujos en el suelo.

Muchos más antiguos de lo que se creía

Con respecto al “¿cuándo?”: uno de los nuevos conocimientos esenciales derivados de nuestras investigaciones es que los geoglifos poseen una tradición mucho más antigua de lo que se ha supuesto hasta ahora. En la región de Palpa, en la parte norte de la zona de Nasca, hemos hallado particularmente muchos geoglifos de la cultura de Paracas, que precedió, en los años 800 a 200 a. de C., a la cultura de Nasca. Evidentemente, los geoglifos se desarrollaron a partir de dibujos en las rocas, que también se hallan en gran número en la zona de las investigaciones y que muestran motivos similares a los de los geoglifos. En el caso de los dibujos en las rocas, la técnica utilizada consistió en punzar o raspar la primera capa oscura del desierto, quedando al descubierto, por contraste con la piedra más clara que se halla debajo, motivos de líneas y superficies. En forma muy similar fueron realizados los geoglifos: quitando la capa oscura de la superficie del desierto, de tal forma que se destaca marcadamente el sedimento claro debajo. Cuándo exactamente fueron realizados los primeros geoglifos no podemos decir aún con exactitud. Pero con seguridad fue en la época de la cultura de Paracas, quizás antes, en la “Era inicial” (1500-1800 a. de C.) e incluso antes aún, en el Arcaico. De todas esas épocas —y ello es nuevo también— hemos encontrado restos de asentamientos y tumbas en la región de Palpa.

¿Quién realizó los geoglifos? Sin duda los muchos seres humanos que vivieron en los numerosos asentamientos en la región de Palpa en diversas épocas. A través de caminatas, excavaciones de prueba y excavaciones en grandes superficies pudimos documentar la existencia de más de 450 asentamientos en unos 300 kilómetros cuadrados, la mayoría de los cuales permanecieron habitados a través de las diferentes épocas. Los seres humanos que vivieron en los oasis fluviales de los ríos Grande, Palpa y Viscas incorporaron, a través de la realización de geoglifos, el seco paisaje del desierto a su entorno social, dándole en cierta forma vida al desierto.

Cultos del agua y la fertilidad

Y así nos aproximamos a la última cuestión: ¿para qué fueron realizados los geoglifos? Tenemos claros indicios de que los geoglifos fueron utilizados como un paisaje ritual para cultos del agua y la fertilidad. Esa explicación es en principio plausible a partir de la situación de vida de la población prehistórica de la costa sur del Perú. La vida y la supervivencia en esos oasis en el desierto estaban limitadas por el factor agua. El agua era la base de la agricultura y cuando había poco agua, ello suponía una crisis para toda la población. Por ello es entendible que el agua fuera un elemento central en la vida económica, pero también en los cultos religiosos. Esas reflexiones fueron confirmadas por nuestras investigaciones de los geoglifos. Por primera vez pudimos realizar excavaciones en los geoglifos y hallamos toda una serie de huellas de actividades humanas, particularmente construcciones de piedra y barro, que pueden ser interpretadas como plataformas y altares para depositar ofrendas en relación con cultos del agua y la fertilidad. En particular el hallazgo de conchas spondylus, que desempeñaron un importante papel como símbolos del agua y la fertilidad desde el comienzo del desarrollo de las culturas en el área andina, es una clara prueba de esa hipótesis. Además esa interpretación se halla en consonancia con los resultados de las investigaciones de nuestro asociado en las investigaciones, el Instituto de Geografía de la Universidad de Heidelberg, bajo la dirección del Prof. Bernhard Eitel, que pudo reconstruir, a través de sus investigaciones geoarqueológicas, el clima de la región en la era prehispánica. El instituto constató la existencia de un proceso de desertificación, que comenzó alrededor del año 3000 a. de C., se acentuó en la época de Nasca, del 200 al 600 d. de C. y que al final de la era Nasca, alrededor del año 600 d. de C., desembocó en una larga fase de sequía, que hizo entrar en crisis a la cultura Nasca y significó el comienzo de su fin.

Con el ocaso de la cultura Nasca terminó también la tradición de realizar geoglifos, luego de que, justamente en la fase final, se intensificaran las actividades en los geoglifos, a través de la construcción de figuras particularmente grandes y la construcción de edificios de culto. Todo el contexto en torno a los geoglifos permite deducir por lo tanto que eran parte de cultos del agua y la fertilidad. Ésa es la explicación más probable de este fenómeno singular.

Nuevas técnicas de datación

DW-WORLD: ¿A qué nuevos métodos científicos se ha recurrido?

Dr. Markus Reindel: Gracias a la financiación de nuestro proyecto por parte del Ministerio de Educación e Investigación de Alemania nos fue posible, en cooperación con científicos de las ciencias naturales, desarrollar toda una serie de nuevas tecnologías para su empleo en la arqueología o adaptar métodos y tecnologías ya existentes para su aplicación en América del Sur. El Centro de Investigaciones Arqueométricas de la Academia de las Ciencias de Heidelberg, por ejemplo, ha desarrollado un nuevo procedimiento de datación para superficies de piedra. Para el conocido método del radiocarbono para la determinación de la antigüedad pudieron ser desarrolladas nuevas técnicas de datación más precisas y económicas. En el área de la geofísica, especialistas de la Oficina de Conservación de Documentos de Baviera adaptó procedimientos de medición y evaluación magnetométricos a las condiciones particulares del hemisferio sur, donde el campo magnético se comporta en forma diferente a como lo hace en el hemisferio norte. Especialistas del Instituto de Geografía de la Universidad de Heidelberg desarrollaron una técnica para realizar mediciones geoeléctricas tridimensionales. Los socios de cooperación del Instituto de Geodesia y Fotogrametría de la universidad ETH Zúrich mejoraron los procedimientos para el reconocimiento automático de imágenes en la fotogrametría de imágenes aéreas y ensayaron su combinación con datos de escaneo láser. En el nuevo Centro Curt Engelhorn de Arqueometría, de Mannheim, son elaborados nuevos métodos para la determinación del origen de metales. Colegas de la Universidad de Gotinga aportaron, a través del empleo de nuevas tecnologías, interesantes conocimientos paleogenéticos y complementaron los nuevos datos sobre alimentación y origen proporcionados por los investigadores de isótopos de la Universidad de Múnich. Cada uno de esos proyectos representa un cosmos propio de nuevas posibilidades en la arqueología, que supone importantes progresos en la investigación básica.

DW-WORLD: ¿Cuán precisos son esos métodos?

Dr. Markus Reindel: Los arqueólogos planteamos grandes exigencias, a veces demasiado grandes para las posibilidades de tecnologías recién desarrolladas. Pero en algunas áreas fueron superadas incluso nuestras más osadas expectativas. A través de la cooperación con los especialistas en datación, por ejemplo, pudimos desarrollar una cronología del desarrollo de las culturas en Palpa casi completa y con una tolerancia de exactitud de unos pocos años. Los analistas de isótopos nos dicen qué comieron los seres humanos, si más carne o más pescado y si siempre vivieron en el mismo lugar donde hallamos sus tumbas. En el sector de la documentación pudimos medir en unos pocos días todo un complejo asentamiento con exactitud milimétrica, recurriendo a la tecnología láser. De esa forma se puede dibujar cada muro en corte y de perfil, con una textura de piedra. En el caso de la datación de superficies pétreas esperábamos acceder a dataciones más exactas, pero debimos constatar que en los cinco años que llevó el proyecto no pueden realizarse todas las investigaciones necesarias para desarrollar una nueva tecnología que recurre a las bases de la física y posee el potencial para revolucionar grandes partes de la arqueología.

DW-WORLD: Quién participa en las investigaciones, tanto a nivel nacional como internacional?

Dr. Markus Reindel: En el proyecto participan en esencia socios alemanes, europeos y peruanos. El ministerio de Educación e Investigación de Alemania concede subvenciones a las instituciones alemanas. Pero dentro del proyecto se han creado cooperaciones internacionales y se dan encargos individuales a fin de lograr el objetivo de investigación formulado. En el Perú participan las autoridades de conservación de monumentos, la Pontificia Universidad Católica de Lima y el Instituto Andino de Estudios Arqueológicos (INDEA).

A lo largo del proyecto y en el marco de la creciente intercomunicación en red de los diferentes científicos han surgido proyectos “spin off” con socios de cooperación, que no son financiados en el marco del proyecto. Colegas de la Universidad de Múnich, por ejemplo, accedieron a la posibilidad de realizar investigaciones sobre las modificaciones de intensidad del campo magnético terrestre partiendo de pedazos de cerámica de Palpa bien datados. Un proyecto de documentación de petroglifos con métodos de la fotogrametría y el escaneo láser de la Universidad de Zúrich y de la Hafenuniversität Hamburg complementaron nuestras investigaciones en forma ideal, tanto metódica como temáticamente. Lo mismo vale para un proyecto de documentación de cerámica con escaneo láser llevado a cabo por el Instituto de Automación de la cátedra de Informática de la Universidad de Viena.

DW-WORLD: ¿Cómo cooperan entre sí los diversos protagonistas de la investigación?

Dr. Markus Reindel: El éxito de este proyecto —y ello fue también uno de los objetivos— se basa esencialmente en la extraordinaria cooperación entre los diversos grupos de investigadores. Ello no sólo significa que los investigadores de las ciencias naturales intercambian informaciones con los arqueólogos, sino que a todos los niveles tiene lugar un intenso intercambio entre todas las disciplinas participantes en el proyecto. Se trata por lo tanto de una red interdisciplinaria, que genera muchas nuevas ideas y nuevos resultados de investigación.

En Alemania tuvieron lugar periódicamente reuniones de coordinación y conferencias de información. En el Perú se reunieron varios grupos de investigadores durante las campañas de campo. Como particularmente positiva para el intercambio científico, pero también para la creación de una productiva atmósfera de trabajo, reveló ser una conferencia de campo que reunió a todos los equipos de investigadores en Palpa en 2004. Allí se presentaron resultados intermedios de las investigaciones y posteriormente fueron visitados durante tres días los lugares de investigación en el marco de excursiones conjuntas.

DW-WORLD: ¿Cómo es la cooperación con los investigadores peruanos y el Estado peruano?

Dr. Markus Reindel: El proyecto no hubiera sido posible sin una plena cooperación con los socios peruanos. En ese sentido se registró una complementación ideal entre los colegas peruanos, que aportan sus extraordinarios conocimientos sobre la arqueología peruana, y los científicos extranjeros, que aportan los más recientes métodos y desarrollos técnicos en los trabajos y —last but not least— los fondos necesarios que no pueden ser aportados por el Estado peruano en el volumen necesario para proteger e investigar su legado cultural. Las autoridades peruanas siempre apoyaron en forma ejemplar el proyecto. Naturalmente, también se registró una que otra demora en la concesión de autorizaciones de excavación o exportación de material de prueba. Pero la causa de ello no fue la mala voluntad del personal responsable, sino que fueron los cambios políticos después de elecciones o transformaciones similares de todo el sistema de gobierno. Básicamente ganamos la impresión de que nuestro trabajo en el Perú y también la reconstrucción de la historia prehispánica gozan de gran aprecio.

Cambio climático: influencia sobre las sociedades humanas

DW-WORLD: ¿Cuáles son las perspectivas de futuro de las investigaciones?

Dr. Markus Reindel: Cada investigación arqueológica podría finalizar con la frase: “Hemos logrado muchos nuevos conocimientos, pero simultáneamente se han planteado muchas nuevas interrogantes”. Así es también en el caso de nuestro proyecto. Más allá de los nuevos conocimientos sobre métodos y tecnologías, que pueden aplicarse en la investigación arqueológica en todo el mundo, nos topamos con cuestiones que pueden tener importancia no sólo para el Perú, sino para todo el planeta. Por ejemplo en América del Sur pudo probarse la existencia de cambios del clima que tienen equivalentes en el Viejo Mundo y que evidentemente se desarrollaron en forma paralela a importantes hitos en la historia de la humanidad, tales como la sedentarización o el surgimiento de sociedad complejas. Por ello suponemos que los cambios climáticos tuvieron una importante influencia sobre el desarrollo de las sociedades humanas. En el Perú tuvimos la oportunidad de analizar, prácticamente en condiciones de laboratorio —en los oasis fluviales en la parte occidental de los Andes peruanos, en áreas ecológicas en rápida sucesión entre el Pacífico y la cordillera de los Andes— el desarrollo relativamente corto de sociedades humanas desde los primeros asentamientos humanos en América, hace aproximadamente 12.000 años. Como el desarrollo en América tuvo lugar en forma completamente independiente del desarrollo en el Viejo Mundo, tuvimos un excelente referente de comparación, del cual esperamos lograr muchos nuevos conocimientos respecto al desarrollo de las sociedades humanas en general. Primeras investigaciones para ese proyecto, denominado “Andentransekt”, que llevamos a cabo ya en el altiplano entre 3000 y 4000 metros de altura y en la costa del Pacífico, son muy prometedoras.

DW-WORLD: ¿Está previsto realizar exposiciones en relación con los nuevos resultados de las investigaciones?

Dr. Markus Reindel: La idea de realizar una exposición con los resultados de nuestras investigaciones surgió ya el año pasado. Un socio ideal para ello sería el Museo del Arte, de Lima, cuya directora, Natalia Majluf, ya ha manifestado gran interés, así como también el departamento de Cultura de la embajada de Alemania en Lima. Nos imaginamos un nuevo tipo de exposición arqueológica, en la que no sólo se presenten los hallazgos arqueológicos —que sin ninguna duda son espectaculares, justamente en el caso de las culturas Nasca y Paracas y que podrían ser complementadas en forma ideal con colecciones todavía no mostradas del Museo del Arte—, sino también los nuevos conocimientos sobre la geoarqueología y la historia del clima, así como sobre las costumbres de vida, las formas de alimentación y otras conclusiones resultantes de las investigaciones de las ciencias naturales. Estamos seguros de que también en Alemania podemos hallar socios entre los museos etnológicos, que de esa forma también podrían exhibir sus colecciones de la costa sur del Perú. También por ese lado se ha manifestado ya interés. Pero actualmente estamos aún muy ocupados con la evaluación de los resultados de las investigaciones hasta ahora, los preparativos para publicaciones y no por último los preparativos para la conferencia los días 14 y 15 de junio en Bonn, en la que presentamos los resultados de nuestras investigaciones al público. Luego de la conferencia acometeremos los nuevos proyectos.

Muchas gracias por la entrevista.

La entrevista fue realizada por Pablo Kummetz.




© Copyright 2005 Gualberto Valderrama C.