compra pasajes bus
Pasajes en Bus De.../A...



Comentarios, sugerencias,
colaboraciones e informes:



Peru On Line

Hazte Fan

Búsqueda personalizada

POR LAS CALLES DE CELENDIN


Mediante la real cédula de 19 de diciembre de 1802, el rey Carlos IV aprobó la creación de Celendín, le concedió el título de Villa, dispuso que cuatro personas -alcalde y regidores- compusieran su Cabildo y autorizó la realización de dos ferias anuales: el 25 de agosto y el 4 de noviembre.

Celendín no nació caótico, con calles zigzagueantes, de largo y ancho irregular. Tampoco se edificó una ciudad española sobre una ciudad pre inca, como en el caso de Cajamarca, por ejemplo. Y mucho menos por invasión y la construcción de viviendas improvisadas, como ha ocurrido en el siglo XX en otros lugares de nuestro país y del continente.

La peculiaridad de Celendín es que se planificó en su conformación de estructura urbana y con visión de futuro: Hoy más de 200 años después, conserva su trazo original y recién está llegando a orillas del Río Grande. Parece haberse pensado para que, por sus calles, circulen varios vehículos, porque a lo ancho de cualquiera de estas hoy podrían caber fácilmente tres automóviles.

En base a manuscritos de 1802, podemos afirmar con seguridad que en el plano original de Celendín se delinearon 78 manzanas, algunas se dejaron total o parcialmente libres para ciertas funciones. Así por ejemplo en la manzana 15 quedó la Iglesia vieja (en la hacienda de Celendín había un templo) y un área reservada para convento; la manzana 33 se dejó para la Iglesia nueva, ( hoy corresponde a la Iglesia Matriz); la manzana 34 quedó totalmente libre para la plaza, (hoy es la Plaza de Armas); mientras que una parte de la manzana 35 se reservó para el Cabildo y la Cárcel (ésa es la manzana donde está la Municipalidad Provincial).

Cada manzana se definió como una cuadrícula de 100 varas castellanas en cada lado. En cada una de las manzanas destinadas a viviendas se trazaron ocho “solares de casa” cada uno de los cuales medía 25 por 50 varas. Los celendinos que habían recibido la posesión de las tres haciendas nombradas más arriba y que las habían comprado a prorrata, se repartieron los solares urbanos. También se repartieron solares rurales en las pampas y otros sectores de la ex hacienda de Celendín, huertas en el valle de Llanguat y “tierras de pansembrar” en otras zonas.

Fuente: http://celendin.free.fr/PuebloMagico/page27/page80/page80.html


CALLES DE CELENDIN 01
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 02
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 03
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 04
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 05
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 06
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 07
CALLES DE CELENDIN

CALLES DE CELENDIN 08
CALLES DE CELENDIN



© Copyright 2005 Gualberto Valderrama C.